Mensajes Niño Jesús
Comienzo

El Niño Jesús aparece el martes 18 de agosto de 2020

 

El Niño Jesús viene a mí en la figura de un niño pequeño con vestido blanco que brilla y que está bordado con perlas. Se ve como un hermosísimo vestido de bautismo.

El Señor lleva una corona dorada sin piedras que se ve como la corona de la Inmaculada. No tiene las tres hojas, sino cruces, es decir, una corona que se compone de cruces doradas.

Así vi ya al Señor en la madrugada del 16 de agosto de 2020.

Él me sostiene mi brazo derecho. En ese momento veo que Sus Llagas brillan como rubines. La corona no tiene piedras. Pero Lo adornan Sus Llagas que brillan como rubines.

 “Lo que en la Tierra fue estresante (una carga) y aterrador, será glorificado en el Cielo por El Padre Eterno” - así dice Él.

 “Yo Soy un Dios celoso. Siempre lo He sido. Con gusto Hago morada en el corazón de las personas que se entregan totalmente a Mí.

Yo no Soy el Dios de todas las religiones. No Soy el Dios del culto a la Tierra. De (por) Mí fue todo creado. Yo Soy El Sumo Sacerdote del Padre Eterno. Yo Soy El Dios del Cielo y de la Tierra, Uno con Mi Padre y Uno en tres Personas:

Vuestro entendimiento no Me podrá comprender jamás. Es constante la falta de amor, vuestros pecados, que os impide entender cuánto os amo. Yo Soy El Verbo Divino, Uno con Mi Eterno Padre y con El Espíritu Santo. Yo Soy El Hijo de Dios, Jesucristo.

No os dije: Nadie va a llegar al Padre sino a través Mío? No os bastan Mis Palabras? Sí, Yo os amo con todo Mi Sacratísimo Corazón. Pero Yo Soy también un Dios celoso, un Hijo de Dios de los mandamientos del Padre Eterno en el Cielo.

Yo Soy El Verbo Divino que sigue, ama y honra! los mandamientos del Padre en el Cielo  (comentario de la vidente: así como El Señor hace esto, nosotros también lo debemos hacer). Nada de eso voy a derogar, pues todo es eterno lo que se refiere a Dios. Yo les dije a Mis apóstoles después de Mi Muerte que ellos tenían que conservar todo y les indiqué que tenían que hacer lo que Dios quiere.

Lo que Dios quiere es lo que vosotros también tenéis que hacer y no lo que las personas quieren. Vosotros véis cuánto es tentado el ser humano. Reparad lo que condujo a la tentación. El culto a los ídolos no proviene de Mi Eterno Padre. Santificaos a través del sacrificio y de la oración y despertad arrepentimiento por esa manera de actuar en Mi Iglesia.”

Él me bendice y desaparece.

 

Este mensaje se da a conocer sin querer anticiparse al juicio de la iglesia.

copyright © Manuela 2000